Cuentos Completos (CONTEMPORANEA)

By Jorge Luis Borges

Por primera vez, todos los cuentos de Borges en un sólo volumen

Poeta, ensayista y narrador, Borges es una de las figuras primordiales de los angeles literatura common. Ahora, por primera vez, se reúnen en este volumen todos sus cuentos, uno de los legados más influyentes y deslumbrantes de l. a. literatura occidental.

El universo borgiano, con sus espejos, laberintos, tigres, bibliotecas, gauchos, o máscaras, es ya uno de los paisajes fundamentales del siglo XX. En este libro se encuentran obras maestras como El jardín de los senderos que se bifurcan, Pierre Menard, autor del Quijote, Funes el memorioso, El Sur, El Aleph o Ulrica.

Leer estos cuentos supone releer l. a. historia de l. a. humanidad y emprender una de las aventuras más enriquecedoras, bellas y emocionantes de todos los tiempos.

Show description

Preview of Cuentos Completos (CONTEMPORANEA) PDF

Similar Anthology books

Dark Duets: All-New Tales of Horror and Dark Fantasy

Darkish Duets is a ceremonial dinner of eerie and spell binding horror, mystery, and darkish myth tales—an bold and specified anthology that includes biting and atmospheric unique tales from seventeen pairs of acclaimed writers, all participating jointly for the 1st time, together with long island occasions bestselling authors Charlaine Harris, Rachel Caine, Holly Black, Cassandra Clare, Stuart MacBride, Sherrilyn Kenyon, Jonathan Maberry and David Liss.

Hercule Poirot: The Complete Short Stories: A Hercule Poirot Collection with Foreword by Charles Todd (Hercule Poirot Mysteries)

Finally, a unmarried quantity that gathers jointly all the brief tales that includes Agatha Christie's most renowned production: Hercule Poirot. The dapper, mustache-twirling little Belgian with the egg-shaped head and curious mannerisms has solved essentially the most confusing crimes of the century—and, in his personal humble opinion, is "probably the best detective on this planet.

Good Poems

Each day humans song in to The Writer's Almanac on public radio and pay attention Garrison Keillor learn them a poem. And right here, for the 1st time, is an anthology of poems from the express, selected by way of Keillor for his or her wit, their frankness, their ardour, their "utter readability within the face of every little thing else anyone has to accommodate at 7 a.

The Cyberiad

Trurl and Klaupacius are robots who attempt to out-invent one another. They go back and forth to the a ways corners of the cosmos to tackle freelance problem-solving jobs, with dire outcomes for his or her employers. “The so much thoroughly winning of his books. .. the following Lem comes closest to inventing a true universe” (Boston Globe).

Additional info for Cuentos Completos (CONTEMPORANEA)

Show sample text content

Sta sabía que el buen ejercicio de su arte exigía una gran fortuna; prefirió retirarse a claudicar. Además, le dolía competir con chicuelas insustanciales. El siniestro departamento de Aráoz end resultó demasiado oneroso; el 6 de junio, Teodelina Villar cometió el solecismo de morir en pleno Barrio Sur. ¿Confesaré que, movido por l. a. más sincera de las pasiones argentinas, el esnobismo, yo estaba enamorado de ella y que su muerte me afectó hasta las lágrimas? Quizá ya lo haya sospechado el lector. En los velorios, el progreso de l. a. corrupción hace que el muerto recupere sus caras anteriores. En alguna etapa de los angeles confusa noche del 6, Teodelina Villar fue mágicamente los angeles que fue hace veinte años; sus rasgos recobraron l. a. autoridad que dan l. a. soberbia, el dinero, l. a. juventud, l. a. conciencia de coronar una jerarquía, l. a. falta de imaginación, las limitaciones, los angeles estolidez. Más o menos pensé: ninguna versión de esa cara que tanto me inquietó será tan memorable como ésta; conviene que sea los angeles última, ya que pudo ser l. a. primera. Rígida entre las flores los angeles dejé, perfeccionando su desdén por l. a. muerte. Serían las dos de los angeles mañana cuando salí. Afuera, las previstas hileras de casas bajas y de casas de un piso habían tomado ese aire abstracto que suelen tomar en los angeles noche, cuando l. a. sombra y el silencio las simplifican. Ebrio de una piedad casi impersonal, caminé por las calles. En los angeles esquina de Chile y de Tacuarí vi un almacén abierto. En aquel almacén, para mi desdicha, tres hombres jugaban al truco. En los angeles figura que se llama oxímoron, se aplica a una palabra un epíteto que parece contradecirla; así los gnósticos hablaron de luz oscura; los alquimistas, de un sol negro. Salir de mi última visita a Teodelina Villar y tomar una caña en un almacén period una especie de oxímoron; su grosería y su facilidad me tentaron. (La circunstancia de que se jugara a los naipes aumentaba el contraste. ) Pedí una caña de naranja; en el vuelto me dieron el Zahir; lo miré un instante; salí a l. a. calle, tal vez con un principio de fiebre. Pensé que no hay moneda que no sea símbolo de las monedas que sin fin resplandecen en l. a. historia y l. a. fábula. Pensé en el óbolo de Caronte; en el óbolo que pidió Belisario; en los treinta dineros de Judas; en las dracmas de l. a. cortesana Laís; en l. a. antigua moneda que ofreció uno de los durmientes de Éfeso; en las claras monedas del hechicero de Las mil y una noches, que después eran círculos de papel; en el denario inagotable de Isaac Laquedem; en las sesenta mil piezas de plata, una por cada verso de una epopeya, que Firdusi devolvió a un rey porque no eran de oro; en los angeles onza de oro que hizo clavar Ahab en el mástil; en el florín irreversible de Leopold Bloom; en el luis cuya efigie delató, cerca de Varennes, al fugitivo Luis XVI. Como en un sueño, el pensamiento de que toda moneda permite esas ilustres connotaciones me pareció de vasta, aunque inexplicable, importancia. Recorrí, con creciente velocidad, las calles y las plazas desiertas. El cansancio me dejó en una esquina.

Download PDF sample

Rated 4.60 of 5 – based on 37 votes